domingo, 8 de diciembre de 2019

Minimal VS Amortiguadas. Comparativa en series de 400m.



Llevaba prácticamente desde que empece en mundillo del running usando zapatillas de corte minimalista, con 0 drop ( El drop es la diferencia de altura  que tiene la zapatilla desde la puntera al talón). Con un drop 0 es practicamente como ir descalzo. Esto hace que el cuerpo automaticamente se adapte a la forma de correr que traemos grabada en el ADN, con el impacto en el suelo con la parte media-delantera del pie. Así hemos corrido a lo largo de la historia  hasta la llegada de Nike al mundo de las zapatillas deportiva, revolucionando las zapatillas con amortiguación en la parte del talón, algo que hizo que acabaramos corriendo taloneando. Al caer con la pierna bloqueada, acaba trasladando el impacto por rodillas y caderas, en vez de hacerlo con esa obra de ingeniera que está diseñada para ello y que llamamos pie.
Esto es la teoría, habrá fanboys y detractores como en todos los ámbito. Gente que le irá bien correr de una manera o de la otra.

En mi caso buscaba salirme de lo que hacía todo el mundo y probar cosas nuevas. Hace unos 5 años que me animé a probar el natural running y no lo hice de forma gradual como se debe (usando poco a poco zapatillas con menos drop) fui directamente a unas Merrell Bare Access, 0 drop, muy poca suela. Eso sí procuré empezar a correr distancias cortas (3-5 kms) ¿El resultado? Agujetas en sitios atipicos: dedos, planta, gemelos... toda la pierna de rodilla para abajo estaba trabajando despues de media vida.

Este verano me ha dado por involucionar y aprovechando una oferta quise probar que era correr amortiguado. No tuve termino medio y me fui directo a por unas Adidas Ultraboost. Las primeras carreras no me convencieron. Corría torpe, los pies chocaban con las piernas contrarias, me sentía pesado y "tancoso" (como si fuera un tanque en vez de un deportivo) Eso sí, eran super comodas, con la sensacion de ir sobre una nube y cuidaba el pie muchísimo (0 rozaduras).

En el mismo punto, venía de un segundo par de Merrell Bare Acces Flex Knit. Las cuales a diferencia de las Bare Access normales, tenían algo mas de suela.

Al final me he acomodado y cuando dudaba con cual zapatilla competir, echaba manos a las Adidas (sobre todo si había tierra irregular en la prueba:  adoquines, tierra, gravilla, piedras sueltas...). Tambien en triatlones, donde esperaba encontrar la comodida despues de bajarme de la bici.

Ahora encaro la parte final de la temporada (2 trails (en los que estas zapatillas no cuentan), la popular de peñarroya y la media maraton de Córdoba). He decidido volver a las zapatillas minimalistas y cual ha sido la sorpresa que despues de un verano... he vuelto a tener unas agujetas terribles donde creía que ya no iba a volver a tenerlas. Es como si volviese a empezar de 0. ¿tampoco me ha hecho trabajar las adidas las otras partes de las piernas?

Hace unos días, cuando ví el entrenamiento que me tocaba donde tenia 2 seriesde 5 x 400 metros, se me ocurrió la idea de bajarme a la pista los 2 juegos de zapatillas para poder saber de forma empírica y con los datos que puedo tener, cual es la mas rápida y eficiente.


Las diferencias claves entre ambos modelos  radican en el peso y el drop. Son zapatillas extremadamente opuestas. Las adidas ultraboost ltd tienen un drop 10mm y un peso de unos 300 gramos.
En contra tenemos las Merrell Bare Access Flex Knit con 0 drop y un libiano peso de 212  gramos.

Despues hay que contar con la tecnologia ultra boost en las suelas de las Adidas, este compuesto hace absorber el impacto y devolvertelo impulsandote como si de unos muelles se tratasen.

Las Merrell no tienen secreto, un tejido tipo knit que se adapta al pie cual calcetin y una suela de 5mm, nada mas.

Para la prueba nos ayudariamos con un medidor de potencia Stryd, y un entrenamiento programado en un Garmin Fenix 5 donde lo realmente importante iban a ser los dos bloques de 5x400m.




Stryd se coloca en los cordones de la zapatilla y te permite monitorizar la potencia generada.

Durante estos, iríamos alternando los 2 modelos de zapatillas, empezando con las Merrell y acabando con las Adidas, aunque entre ambos bloques, tendríamos 6 minutos de trote relax y reanudaríamos con las Adidas, lo que compensaría de cierto modo, el cansancio de acabar la última serie con éstas.

Las zapatillas nos las intercambiaríamos en cada descanso entre series, el cual, era de 1 minuto y medio.

¡¡ Llegó el momento de la verdad !! El objetivo del entrenamiento era hacer estas series entre 320-340w En todo momento intente no salirme de ese rango y estar sobre los 320-325w. Esto viene a ser ir casi a tope, por lo que controlar el esfuerzo iba a ser relativamente facil.

Y despues de unas babas y algún litro de sudor, Estos son los resultados obtenidos:



Como podéis observar, aunque la media de los tiempos es practicamente  la misma, hay datos mas importantes, sobre todo si nos vamos a la columna de la potencia.

Antes de criticarme por no haber "llegado" al objetivo planteado en el entrenamiento, he de comentar que al recoger los datos. Stryd tiene un desfase de 5 segundos, que en series tan cortas son críticos.  En cifras, se traduce entre 15-20 w menos por serie. De todos modos durante estas iba guiado en tiempo real por los valores que me marcaba el reloj.

A lo que ibamos: Podemos ver que con las Merrell conseguimos un ahorro de potencia medio de 6w. ¿que quiere decir esto? pues que para ir a la misma velocidad, gastaremos menos energía, y esto es curioso ya que confiaba plenamente que las Adidas, con toda su amortiguación y tecnología ultraboost, me iban a hacer ahorrar watios, pero no.

La poca suela de las Merrell hace que la potencia de la pisada se transfiera casi por completo al suelo, ayudandonos a impulsar el cuerpo mejor que las adidas. En cierta manera es logico, pues toda amortiguación requiere una absorcion de fuerza en la que, quieras o no, se pierde algo de energia.
De todos modos, la técnica puede ser clave: Al tener un estilo de carrera "natural" y no caer de talon, puede que esté desaprovechando la ventaja que me proporciona la Adidas. Revisando la grafica del entrenamiento, he podido ver que la oscilacion vertical es 1cm mayor en la Adidas repecto a la Merrel, lo que quiere decir que estoy perdiendo energia impulsandome hacia arriba en vez de hacia delante.

Otro dato muy a tener en cuenta es el de la tan importante cadencia. Se puede ver claramente como esta disminuye en 10 pasos por minuto, lo que hace que corriendo seamos menos eficiente.

Conclusiones personales:

Esta claro que para series de 400 metros, las Merrell son mas rápidas y eficiente. Tendriamos que probar con otras distancias para ver si esto se mantiene así. De todos modos, no solo estos datos se pueden tener en cuenta para elegir una u otra zapatilla. Personalmente he encontrado las Adidas menos lesivas para el pie (respecto a rozaduras, problemas con uñas, etc), con mas agarre en suelo humedo y con gravilla y sobre todo, bajando, donde es mas propenso a talonear y en cuyo impactos se agradece la amortiguación extra. También muscularmente puede ser un alivio si las piernas no las tienes tan fuertes como deberías.

Si os ha gustado esta comparativa, apoyad este articulo con likes y comentarios en Facebook y próximamente haremos un mano a mano viendo si es verdad lo que dicen de las Nike Vaporfly 4%. ¡ Ya nos la hemos agenciado!

2 comentarios: