lunes, 2 de junio de 2014

Spartan Race Madrid




En primer lugar presentarme para todos aquellos que no me conozcan, me llamo Alejandro y soy miembro del club desde principios de año. Esta es mi primera crónica, ya que por culpa de trabajo y de una lesión que aún arrastro no he podido cumplir con mi calendario de pruebas previsto.
Pero bueno, por suerte después de dos meses y medio sin poder correr, y sin apenas prepararla he conseguido finalizar la Spartan Race, el cual era mi objetivo.
Por primera vez en España, ha llegado a ser la Spartan con mayor números de participantes de Europa, llegando hasta los 8000, de los cuales muchos de ellos venían de otros paises solo para correrla. 
Ubicada en el auditorio Miguel Ríos de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, un gigantesco recinto al aire libre, tipo anfiteatro, cuyas escaleras,que darán su juego más adelante, llegan a alcanzar una altura considerable. 

A las 9 de la mañana está prevista la primera tanda de salida, la mayoría de ellos Elite, y a partir de ahí, cada 15 minutos una nueva tanda. A esa hora puntual como un reloj llegue para la recogida del dorsal, chip, pulseras y cinta para el pelo, y así evitar colas posteriores. La organización genial, ya que disponían de varias carpas para ello.Además varios sitios para comer y beber, carpas de merchandising, publicidad etc... todo dedicado al ocio y disfrute de los espectadores. Por otro lado estaba una carpa para vestuario y los aseos propios del recinto, todo bastante bien, ya que no había "overbooking" en ninguno de ellos. Cada vez más gente, más ambiente y más música.
Mi tanda era a las 11 y los nervios iban llamando a la puerta.Llegó la hora, primer obstáculo, para acceder a la línea de salida teníamos que saltar un muro de dos metros!! Una vez dentro, el speaker empezó a motivarnos con típicas frases espartanas y al grito de ESPARTANOS CUAL ES VUESTRO OFICIO??!! AAAUUGG AAUUG AAUUGG comenzó la prueba, llamadme friki pero dio un subidón que flipas jeje. 

Junto a la prueba, te llevabas un tratamiento de barro gratis.

Casi todo el recorrido discurrió por una zona de monte seco y matorral y alguna pineda, senderos pequeños, arenoso y polvoriento con muchísima piedra suelta que ponían a prueba los tobillos. Tras unos cientos de metros llega los primeros obstáculos, hay que intentar  ponerse de los primeros porque si no hay atasco, tres muros los cuales había que sortear por arriba y por debajo, primeros golpes y arañazos... seguimos corriendo, entre zanjas y piedra suelta, y llegan tres zanjas las cuales el barro es tan hondo y espeso que más de uno se dejó las zapatillas alli. Una vez lo pasas tu piernas pesan un par de kg más debido al barro que cubre toda tu zapatillas, y seguimos corriendo. Llegamos a una zona donde hay que coger un neumático subir una cuesta y volver a dejarlo en su sitio. Volvemos al auditorio donde nos espera lanzamiento de jabalina, sí señores, como lo oís, jeje, y seguidamente levantamiento de pesos por medio de poleas, así como cruzar un tramo sin poner los pies en el suelo, colgado tipo mono y pasar de una barra a otra solo con la ayuda de tus brazos. Más adelante en vez un neumático se trata de un trozo de metal con forma rectangular que no sabes como cogerlo y que pesaria unos 15 o 20 kg realizando un recorrido similar al del neumático, y a seguir corriendo, llegando a los pinchos... para mi lo peor, no he reptado en mi vida e intentar pasar un cuerpo de 1,92cm entre pinchos que estaban a poco más de dos cuartas del suelo...unos 20 metros entre piedras y tierra, al terminar, rodillas y codos sangrando y algún arañazo en la espalda. 
Y seguimos, cabe destacar que había 4 puntos de avituallamiento solo de agua durante el recorrido que te daban la vida, más camino arenoso y piedras,hasta llegar una subida bastante pronunciada, corro hasta donde mis pulmones me permite, y a mitad me encuentro una red de cuerda para seguir subiendo hasta el final, sin ella no se podria, unos 15 metros hasta la cima, cojo aire y sigo corriendo. Y más subir y bajar por senderos polvoriento hasta llegar a una pineda espesa, donde si no fuese por las cintas indicativas te perdías, y más pinchos, reptando por el mismo firme. También encontramos diferentes clases de muros que trepar, algunos casi imposible por su altura, pero en esos jugaba con ventaja. Algo que no he mencionado y que merece la pena reseñar, que por cada obstáculo que no superara debías hacer 30 burpees, para los que no conozcan que es, os diré que es mejor ir preparado y pasar los obstáculos que hacerlos, te dejan jodido durante un tiempo. Y ya va llegando el final, a falta de dos km ya se oye al fondo al speaker y la música y aceleras el paso. Más barro por el camino y por fin el auditorio, entramos por la parte superior donde nos espera un saco lleno de arena que cuesta ponerse al hombro, hay que bajar por las escaleras y luego subirlo, aquí nadie corre ya jeje, y ya se visualiza la meta con los últimos obstáculos, en el centro del auditorio, repleto de gente animando, doy el ultimo empujon. Voy bajando las escaleras y entonces si que si, con el volumen a toda ostia pinchan ACCD, encarando los últimos metros, escuchando Shoot to Thrill bajo el punteo incesante de Anguns Young a la guitarra, me como la meta. Llegan las cuerdas, aprieto los dientes y a pulso subo los 6 o 7 metros hasta tocar la campana, bajo y subo una escalera de madera a unos 6 metros de altura para después cruzarla por una red de cuerda y bajarla. Encaro los últimos 100 metros, de los cuales 30 son de pinchos, pero esta vez más bajos y el suelo no es tierra, sino barro, barro denso y pastoso que costaba moverse del sitio, pero había que echar la carne en el asador y adelantar a los últimos participantes que estaban atrapados allí, una vez que salí, me tuve que parar unos segundos a coger aire porque me quede sin aliento, y ya si que si, ultimo obstaculo, una pirámide resbaladiza para subir con cuerdas, como pude lo logre sin caerme, y al bajar ya tenía enfrente la meta, solo una barricada de leños ardiendo me impedía llegar hasta ella, cuya bruma candente enturbiaba su imagen, salte sobre ellos y cruce...y en ese momento, no sientes dolor, no te importa la sangre que resbala por tu piernas y brazos, ni te importa el barro que cubre tu cuerpo, porque sientes que cada instante de esa carrera has dado lo mejor de ti, esa felicidad que encontramos cuando sufrimos y que solo un deportista conoce, tan necesaria para algunos e incomprensible para otros, ese instante de felicidad, es el que hace que el deporte sea grande y no los tiempos que hagamos ni en las posiciones que quedemos, porque nunca se fracasa hasta que dejamos de intentarlo.
Aquí tenemos orgulloso al primer a8000 espartano del mundo.

En definitiva, una experiencia 120% recomendable, y que espero el año que viene haya más de un espartano en el club.
Tiempos: 
13km + 21 obstaculos en 1h 44m
Posicion: 
1185

Saludos

3 comentarios:

  1. Enhorabuena!! Este tipo de pruebas habrá que "disfrutarlas" algún día. Te lo habrás pasado en grande...

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena, espartano! Ánimo y a por muchas más ;)

    ResponderEliminar