lunes, 2 de junio de 2014

I Half Triatlón de Sevilla


Pilar, como me conoce, no me espero en los boxes de la T2, me espero en meta.

Hace un par de meses me plantee este triatlón como el primero del año. Quería aprovechar los "largos" rodajes invernales por el monte y sacarle partido a tantas horas de fondo. 

El día de la prueba era el tercer día que me subía a la bici de carretera, en invierno sólo había tocado la btt y carrera a pie (trail), en cuanto a la natación, tenía dos meses para entonarme.... El objetivo número uno, era como bien me dijo mi compañero Emilio en un sms horas antes de la prueba, -DISFRUTA-, hiciese dos segmento o hiciese los tres.

...Un calzado en mal estado, o demasiados km por el monte, no lo se, me desencadeno hace meses uno de los enemigos más temidos de los corredores, las temidas "-itis". En mi caso fascitis plantar.

Hace dos meses, cuando me inscribí a la prueba, pensé que descansando unas 3 0 4 semanas de carrera me recuperaría, pues no...aquí sigue dando la lata. Mucho hielo, por supuesto, fisio, estiramientos, más hielo, y mientras tanto, han sido dos meses de btt, mucha natación y ejercicios de fortalecimiento específicos en el gym.

Sin prestarle mucha atención a esta prueba, han ido pasando las semanas...a unos días de la misma y sin estar recuperado de la fascitis, mi idea era hacer una natación acorde a los dos meses que llevo entrenando y una bici a tope, ya que en las dos salidas previas en carretera me encontré muy fuerte.

Sin darle mucha importancia, ni a la prueba, ni a la lesión, han ido pasando las semanas...hasta que el sábado, el gran día, me vi allí colocando la bici, y... "aquí dejo las zapatillas y cuando me baje de la bici, ya veré si me las calzo y salgo pitando, o me retiro".

Vamos al grano, 600 tíos nadando, los primeros 500 metros un agobio, me desplace unos metros a la derecha , me separe de las boyas, y a nadar tranquilo y con ganas. Muy buenas sensaciones, y mejores cuando salí del agua. Fresco, y con ganas de exprimir la "flaca" a tope. 

Transición rápida, y "a jierro", si buenas fueron las sensaciones en el agua, mejores en la bici. 90km por delante, con un par de puertecillos y algunos repechos que te rompían el ritmo, pero enseguida uno se acoplaba y otra vez a rodar.

Y llego el momento de decidir, me "tire" de la bici con ganas, corrí a los boxes y me calce las zapas. _ Pruebo a correr y si no hay molestias seguimos, si hay algún síntoma, me retiro. Esa fueron mis palabras interiores.

En el gesto a bajarme de la bici y al agacharme al coger las zapatillas note un pinchazo el las lumbares...que momentos después, me empezó a dar la cara. A los pocos minutos de estar corriendo las piernas recuperaron su gesto normal después de una dura bici, no había síntomas de molestias en la planta, pero, las lumbares me estaban machacando. 

Paré, probé a estirar en un banco, aproveche para estirar también gemelos y soleos y vi que las molestias lumbares remitían. Pues, a seguir se a dicho...Contento con un buen segmento de natación y muy satisfecho por el segmento de ciclismo, ahora solo quería terminar. Así que cada dos por tres, me paraba estiraba y seguía. Ya solo quedaban menos de 15 km y "otra más para el bote"....

Las dos horas que me llevo recorrer los 21 km se me hicieron eternos, pero valió la pena. Otra batalla más vencida, y no será la última.


Este entrada a meta se la dedico a Emilio (no es un tiempo de locos, pero me supo a gloria), pronto te tocará, y con magníficos resultados, ya verás. Guarda esa "rabia" para el 28 de junio.

Recorridos de la prueba:


Tiempos y distancias:

Natación 1.900 metros:  35´49´´
Ciclismo 90 km:  2h52´25´´
Carrera a pie 21 km:  2h06´37´´

Total (más transiciones):  5h34´50´´

Clasificaciones generales



pd: Un abrazo a Luis-Chei y a Censi-Chea, esos ánimos me resucitaron!! Que alegría me dio veros!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario