martes, 15 de octubre de 2013

II Marcha BTT de Villaharta ( 3ª prueba del II Circuito MTB Valle del Guadiato)



Pasamos el ecuador del exitoso circuito del Guadiato, al igual que con Villaviciosa, los dorsales volaron rapidamente aun habiendolos ampliados hasta los 222 de los 150 iniciales.
Personalmente era una prueba a la que le tenía muuuuchas ganas, el año pasado se me resistió, no estaba preparado para algo tan rompepiernas, y los calambres y el agotamiento hicieron que me saliera a falta de 14 kilómetros. 
Este año ya iba más preparado y descansado respecto a las pruebas anteriores, con ganas de correr sabiendo lo que me esperaba y con el gusanillo de ver que tal eran las partes del trazado que me perdí el año pasado y las nuevas que han incluido éste.

Como viene siendo habitual, el reparto de dorsales fue rápido y agil, la bolsa del corredor cotenía barritas energéticas, un bote de Intersport y calcetines negros.

La salida fue puntual, a las 9:30 las sirenas del coche de la policia local daban la salida haciendo un recorrido de casi 2 kilometros por el pueblo ( despertando a todo los trasnochadores jejeje) y volviendo al arco de salida/meta donde se inició la estampida.

Tenía especial curiosidad en ver si este año habian mejorado la señalización. Ya el año pasad,o un buen grupo que fuimos a hacer la ruta corta, nos encontramos con un cruce donde no había señalización ni voluntarios, con la mala suerte que elegimos el camino equivocado y nos enganchamos en la ruta larga.

Sobre el kilómetro 5 ya empezó mi calvario, voy pasado en una bajada y por la aglomeración de ciclistas no puedo meterme en la zona limpia de la pista, entre la velocidad y la arena no me da tiempo a frenar lo suficiente, intento derrapar pero ya era tarde, instintivamente me quito las calas y a recibir la ostia lo mejor posible con la suerte que justo en la curva hay un peñasco de grandes dimensiones y contra el me meto. Me levanto lo más rápido posible para no perder muchos puestos, siento que no me he hecho mucho daño y sigo para adelante.

Al poco tiempo se pierde la pista y tenemos que cruzar practicamente por mitad del campo, era gracioso ver ciclistas por todas partes, lateralmente a varios metros pero con la misma dirección, otros en dirección contraria, otros por los suelos y al final de la subida, una aglomeración importante antes de una bajada. Muchos ciclistas se empezaron a quejar y la verdad es que uno se pregunta si no habrá otros lugares mas accesibles... supongo que la organización no tuvo en cuenta la cantidad de gente que intentería pasar por el mismo punto. Es en ese momento donde empiezo a notar que me duele la pierna del golpe.

Una vez que puedo pasar, al final de la bajada viene el segundo incidente del día, pinché la rueda trasera. Kilómetro 7... no estaba siendo mi dia, mientras mas ganas tiene uno... pues nada,  a cambiar la rueda lo mas rápido posible. Allí se paró Sergio Moreno del club de ciclismo de Peñarroya mientras esperaba a sus compañeros. Por si fuera poco, con las prisas, salió disparado el muelle del cierre de rueda y no había quien lo viese, me centre en cambiar la cámara. Los compañeros de Sergio llegaron y les pedí que siguieran. El chof vino cuando vi a parece el bici escoba, ya me habia quedado del ultimo, termine de reparar la rueda y el muchacho me encontró el muelle. Todo listo para continuar, me monto en la bici, ya me habia enfriado, (perdí unos 20 minutos) y cuando me pongo a pedalear es cuando empieza a dolerme realmente el golpe en el muslo que me dí antes, tanto que los primeros minutos es insoportable hasta que vuelve a calentarse el musculo, decido por lo menos terminar la corta.

Esto es solo chapa y pintura, el daño gordo estaba más arriba, en la carrera hubo múltiples accidentados

El bici escoba me acompaña unos kilómetros, una vez con el chip competitivo desactivado es cuando te paras a mirar los impresionantes paisajes que ofrece esta marcha. Sigo mi ruta no sin antes salirme en algunos puntos del trazado original, al no tener nadie delante, tenía que ir concentrado en buscar las balizas que marcaban el camino, algunas no eran muy claras y tenias que aminorar la velocidad para asegurarme (sigo pensando que como las flechas en el suelo no hay nada)

Los ánimos subieron cuando cuando sobre el kilómetro 14 pude alcanzar a un corredor:
- La vamos ha hacer mas técnicas dijeron... - Le suelto cuando paso junto a él haciendo referencia al ultimo tramo que llevábamos recorrido.
- Estoy yo de las zonas técnicas hasta los huevos - Me contesto. Unas sonrisas y a seguir adelante.

Por fin pude cruzar el famoso tunel del año pasado, ¡ vaya sensación más agobiante!. No se veía nada y la bici facilmente se te iba a los laterales del tunel y ademas con la incertidumbre de no saber si en medio te vas a encontrar algún regalito. Salgo vivo, allí estaba el primer punto de avituallamiento ya arrasado,no me paro, encaro una fuerte subida y a continuar. 

En el kilómetro 18 me encuentro a un ciclista que se estaba dando la vuelta, iba a retirarse, le animo a que continue, ya solo quedaban 10 kilómetros, lo convenzo y seguimos juntos unos kilómetros hablando sobre la marcha de Villaviciosa de la cual salió accidentado, volvemos a cruzar la nacional y subimos de nuevo hasta Villaharta, con unos repechos en los que tenias que ir besando la potencia. Llegamos hasta el siguiente avituallamiento y punto de control donde había que decidir la ruta corta o la larga. 

Justo llegando al putno de control contra/larga

En ese punto, que tambien hacia como tercer puesto de avituallamiento, nos mezclariamos corredores de la larga y de la corta. El siguiente trazado hasta volver a cruzar por la carretera, ya me lo conocía del año pasado, famoso por sus bajadas peligrosas las cuales las afronte con una seguridad muchisimo mayor que el año anterior. Al cruzar por la carretera volvíamos a tomar una vereda frondosa y con partes técnicas, finalmente volviamos a subir por el camino que bajamos cuando cruzamos el arco al inicio de la marcha una vez dado el paseo por el pueblo al comienzo de la marcha.

Finalmente quedé el 14 de 19, 8º de mi categoría con un tiempo de 2:48:50.

Lavé la bici mientras esperaba a mis compañeros de fatiga que al no verlos supuse que optaron por la larga.
Cuando llegaron, recogida de bici, ducha y a comer en el mismo lugar que el año pasado.

El menú constaba de macarrones con tomate y carne picada que no estaban nada mal (aunque conforme se fueron acabando pusieron lasaña) y flamenquines con patatas.


La entrega de regalos consistió en bolsas que cotenian bidones y calcetines como los de la bolsa de corredor, camiseta del triatlon del Guadiato y aplaudidores XD. Fueron bastantes y finalmente se sortearon 2 cascos como premios "gordos". Por último la entrega de diplomas al corredor mas joven, al mas veterano y al club mas numeroso que esta vez fue Cerrobike.

Por mi parte, volví a casa con sabor amargo, se me había vuelto a resistir Villaharta, en frio me arrepiento muchisimo de no haberla acabado entera, en el calor de momento: el dolor, el miedo a volver a pinchar y queadarme tirado, de no saber si mis compañeros estarían esperandome mucho tiempo, la moral tocada...me hicieron tomar la decisión que tomé, pero como me dijo despues un amigo: Por lo menos termine la corta, otros se retiraron.. unos 20 según mis calculos.

Lo que perdí de orgullo lo gané en motivación para el año que viene y entrenar más este tipo de trazados, la mala suerte es que por Peñarroya no tenemos zonas así, habrá que visitar Villaharta con más frecuencia.

Resumiendo:
- Buena Organización, agradecer a los voluntarios su trabajo.
- Dura y técnica ( y en ciertos lugares peligrosa).
- Algunos paisajes eran alucinantes.
- El cambio de fecha ha sido acertado, el año pasado con -2,5º tuvimos un plus de dureza no deseado.

A mejorar:
- La señalización en algunas zonas

Próxima parada La Granjuela el próximo 27 de Octubre, prueba menos técnica, con más kilómetros pero más rápida. ¡Nos vemos allí!

2 comentarios:

  1. Me alegro que hayas repetido en las dos marchas que hemos organizado y te deseo mejor suerte para los próximos años. Tomo nota de las cosas negativas para subsanarlas el año que viene, aunque algunas como el recorrido hacerlo más suave y menos rompepiernas es imposible debido a las característica de la zona y terreno. Un saludo de un ajierropartío.

    ResponderEliminar
  2. Un saludo al club ajierropartio y nos vemos el año que viene. Aprovechen el entorno y sáquenle partido, que mientras más duro, luego el logro sabe mejor.

    ResponderEliminar