sábado, 18 de septiembre de 2010

INSTALACIONES FIJAS (1ª PARTE)

COLUMNA SECA.

La columna seca es una instalación para uso exclusivo de los Servicios de Bomberos.
Esta formada por una toma de alimentación situada en la fachada que se alimenta mediante una canalización desde los vehículos de bomberos. Normalmente suele discurrir por la caja de la escalera.

Toma de fachada. "Uso Exclisivo de Bomberos"

ELEMENTOS DE LA COLUMNA SECA.

Toma de alimentación en fachada: Provista de conexión siamensa con llaves incorporadas de 70 mm de diámetro. Tiene una llave de purga de 25 mm de diámetros para el vaciado de la columna. Tapa blanca con letras rojas. Dimensiones: 55 cm ancho / 40 cm altura / 30 cm fondo.
La tapa dispondra de un cierre de simple resbalón para llave de cuadradillo de 8 mm.

Distribuidor: Tubería de acero galvanizado de diámetro nominal de 80 mm (3 pulgadas).

Columna: Tubería de acero galvanizado de diámetro nominal de 80 mm (3 pulgadas).


Toma en planta.

Toma en planta: Provista de una conexión siamensa con llaves incorporadas y racores de 45 mm de diámetro. Situadas en el recinto de escalera o en el vestíbulo de acceso a este. Se disponen en las plantas pares hasta la octava y en todas a partir de ésta. La hornacina tiene tapa de cristal con letras rojas. Dimensiones: 55 cm / 35 cm / 30 cm.



Toma de salida en pisos con llave de seccionamiento.


Toma de salida en piso con llave de seccionamiento: Cada cuatro plantas hay una llave de seccionamiento situada por encima (o paralelamente) de la conexión siamesa de la boca de salida correspondiente y en su misma hornacina. Las dimensiones 55 cm / 60 cm / 30 cm.

TODAS LAS CONEXIONES SE ALOJAN EN HORNACINAS CON LA INSCRIPCIÓN "USO EXCLUSIVO DE BOMBEROS".



Esquema general de la disposición en un edificio de la columna seca.



Por normativa la toma de fachada estará situada a unos 0,90 metros sobre el nivel del suelo.
MANTENIMIENTO DE LA COLUMNA SECA.
Deberá someterse antes de su recepción, a una prueba de estanqueidad con una presión de 15 kg/cm2 durante dos horas, sin que aparezcan fugas.
Posteriormente, cada 6 meses debería realizarse:
- comprobar la accesibilidad.
- la correcta señalización.
- el correcto funcionamiento de sus cierres.
- que las llaves de las conexiones siamensas estén cerradas.
- que las llaves de seccionamiento estén abiertas.
- que todas las tapas de racores estén bien colocadas y ajustadas.



Jorge Pérez Sandoval





No hay comentarios:

Publicar un comentario